BLOG

Descubra 10 formas para prevenir los accidentes de flotilla

24 abril 2014 | etiquetas: accidentes de flotilla, prevenir los accidentes de flotilla,

Tener un accidente con alguno de los vehículos de su flotilla es muy peligroso, ya que al utilizar grandes vehículos, los accidentes suelen ser graves, tanto para el conductor del vehículo de su flota, como para los otros conductores. Por este motivo, debe intentar lo máximo posible prevenir los accidentes de flotilla.

¿Cómo se pueden prevenir los accidentes de flotilla?

Es posible prevenir los accidentes de flotilla realizando un correcto mantenimiento de cada uno de los vehículos de su flota de vehículos. El mantenimiento de los vehículos es de vital importancia, ya que en una revisión el mecánico podría encontrar una avería que aún no ha salido a la luz, y que en un tiempo, podría causar un accidente. Algunas de las causas mecánicas que podrían provocar graves accidentes son por ejemplo, los neumáticos desgastados (no se adhieren al asfalto y podría ser muy peligroso, sobre todo con lluvia), un fallo en el motor (el coche podría pararse en cualquier lugar), que la dirección del vehículo no se correcta (el vehículo no iría en la dirección que quiere el conductor), etc.

Formas de prevenir los accidentes

Ahora veremos las formas más efectivas para prevenir los accidentes de flotilla. Son diez, y si se siguen estos consejos los conductores de cada uno de los vehículos de su flota podrán trabajar con una mayor seguridad, aportando seguridad también al resto de los conductores.
  • Los directivos de la empresa deben concientizar a todos los conductores de la flota vehicular de la gran importancia que supone prevenir los accidentes de flotilla, lo cual ayudará a reducir los riesgos que supone el uso de los vehículos para realizar la actividad laboral.
  •  Diseñar un plan de seguridad en el cual habrá que tener en cuenta las conductas que pueden causar riesgos a los conductores, el valor de la carga, la temporada de lluvias (en las que se producen más accidentes) y el riesgo de accidentes. Habrá que comprobar también las rutas de los conductores, y pensar si hay alguna más segura.
  • Asegurarnos de que todos los vehículos de la flotilla son seguros y se encuentran en un buen estado de funcionamiento. Un vehículo en mal estado puede causar un accidente.
  • Para conocer el estado de los vehículos, lo mejor que podemos hacer es utilizar un software de gestión de flotas, donde almacenaremos la información de cada vehículo. El software nos ayudará a conocer las fechas de revisiones de cada vehículo, el estado de los neumáticos, el lugar donde se encuentra el vehículo en cada momento, etc.
  • Organizar correctamente los turnos de cada uno de los trabajadores. Esto es necesario para su seguridad y también para prevenir los accidentes de flotilla. La persona encargada de organizar los turnos debe conocer el reglamento correctamente, y no olvidarse bajo ningún concepto de las horas de descanso de los conductores.
  • También será de mucha utilidad tener un reglamento que deban cumplir todos los conductores. Estas reglas deben ser muy claras y concisas, ya que ayudarán a prevenir los accidentes de flotilla.
  • Si alguno de los vehículos de la empresa es demasiado antiguo, y ya no reúne las condiciones necesarias para circular, hay que deshacerse del vehículo y sustituirlo por otro. Un vehículo que ha sobrepasado su vida útil es muy inseguro, y pondremos en peligro la vida de nuestros trabajadores y de los demás conductores.
  • Los conductores son la pieza clave para prevenir los accidentes, y deberán tener en cuenta varias cosas: No consumir alcohol ni estupefacientes, no tomar medicamentos que provoquen somnolencia, y no comportarse con agresividad e impaciencia al volante.
  • No todos los vehículos son seguros para trasladar cualquier tipo de carga. Algunas cargas pueden resultar peligrosas si no se transportan correctamente. También es necesario controlar el peso. Un vehículo con demasiada carga tiene más posibilidades de provocar un accidente. Así mismo, si se produce un accidente con mucha carga, será más peligroso que uno con carga adecuada.
  • Hay que ajustar la forma de conducir a las condiciones ambientales. Es decir, no se conducirá de igual forma con lluvia, que con tiempo seco y caluroso.